Por sexto año consecutivo, acudimos al Taller-Convivencia que anima la Pastoral de la Salud de la parroquia de Nuestra Señora de la Antigua y Beato Marcelo Espínola (Sevilla Este) para presentar nuestros proyectos y recoger una donación especialmente valiosa. No solo por la cuantía, sino sobre todo por el esfuerzo y el mensaje que contiene. Se trata de una donación realizada por un grupo de mujeres de avanzada edad que todos los lunes se reúnen en un Taller-convivencia en el que realizan labores de distintos tipos: tejido, bordados, alfarería… Estos trabajos los venden en un rastrillo solidario anual en el que participan todos los miembros de la comunidad parroquial. Los ingresos obtenidos van siempre destinados en su totalidad a proyectos solidarios en países desfavorecidos. Vaya desde aquí nuestra gratitud y admiración a este grupo de mujeres, ejemplo de una vida solidaria.